¿Por qué hay comercios que nos invitan a entrar mientras que otros pasan desapercibidos?

¿Qué hace que nos sintamos más cómodos en la casa de unos amigos frente a la de otros?

La imagen externa de cualquier negocio es esencial para provocar una buena primera impresión y, si causas el efecto perfecto a través de la iluminación, lograrás que los clientes se fijen en tu negocio, se sientan atraídos hacia él y quieran entrar en tu tienda, restaurante o local.

¿Y en tu casa? Ocurre algo similar.

Por eso, hoy vamos a compartir contigo algunos consejos prácticos para que te sientas bien a gusto en tu terraza o jardín.

 

5 tips para sacarle partido a tu terraza.

¿Prefieres lámparas tradicionales o de diseño? ¿Blancas o negras? ¿De colores, enormes, invisibles…?

La luz es clave en cualquier espacio, y también en el exterior.

Una elección adecuada puede agrandar un pequeño balcón o transformar la terraza más gris en un lugar acogedor y romántico.

Para lograrlo, solo tienes que seguir estas pautas. Con ellas conseguirás sacarle el máximo partido a los metros cuadrados al aire libre de tu piso o chalet.

 

1. Recurre siempre a la baja intensidad.

Es probable que el espacio del que dispones sea reducido, por eso es recomendable recurrir a una luz suave que proporcione intimidad y calidez.

Puedes comprar bombillas de intensidad baja o recurrir a varias bombillas pequeñas.

 

 

2. Elige una lámpara grande como “protagonista”.

Será la estrella de la iluminación de tu balcón, jardín o terraza.

Si quieres poner una lámpara de techo, atrévete con un diseño original y diferente.

También puedes recurrir a una lámpara que parezca hecha de materiales naturales (madera, hojas, paja) o que imite las formas de la naturaleza.

 

 

3. Acompaña a tu protagonista de actores secundarios.

Ahora que ya tienes tu lámpara protagonista, elige a sus acompañantes 😉

Puedes recurrir a farolas y farolillos. Los hay de muchos tipos y tamaños, por lo que basta con elegir el que más vaya con tu personalidad y con la decoración de tu terraza o balcón.

También puedes incluir una lámpara de pie. Este tipo de lámparas transmiten la luz adecuada, la distribuyen mejor que las lámparas más pequeñas y crean ambiente.

Otra alternativa son las guirnaldas. Las hay de muchos tamaños, formas y colores, y siempre aportan alegría.

Como son muy flexibles, se pueden utilizar para hacer todo tipo de formas, desde rodear árboles o muebles hasta crear cortinas de luz.

¿Prefieres la discreción de la luz “escondida”?

Siempre es buena idea que las luces principales reciban apoyo de otras más sutiles y discretas.

Para ello, elige lámparas con forma de objetos naturales, como piedras o palos de luz distribuidos entre las plantas.

 

 

4. Ilumina tus plantas.

Si tu terraza tiene vegetación, sácale partido.

Consigue que los haces de luz vayan hacia los tallos y hojas, así lograrás crear un ambiente más íntimo y hasta más grande.

Otra forma de concentrar la luz en las plantas es hacer que reposen sobre ella.

Hay macetas que integran la iluminación y transmiten la sensación de que la planta es muy especial.

 

 

5. Enmarca con luz.

Si tienes un jardín, puedes ir más allá y usar las luces para rodear la casa, el mobiliario o los caminos.

Te transportarán a un lugar mágico.

 

 

¿Necesitas ayuda para iluminar tu terraza o jardín? Podemos ayudarte.

Ponte en contacto con nosotros y tomamos una café para conocernos.